Mes de junio, mes del Sagrado Corazón, mes de seguir rezando por tu político

Dejamos atrás el mes de mayo, dedicado a la Virgen María, y entramos de lleno en el de junio, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Durante el mes de María hemos vivido momentos muy emocionantes: después de 2 largos meses hemos podido volver a confesar, escuchar misa presencialmente y sobre todo recibir la Sagrada Comunión.

Pero también hemos vuelto a vivir tiempos muy tristes, las personas continúan muriendo, especialmente nuestros mayores. En mayo se ha conocido el horrible dato de que, tras largos años, el número de pensiones pagadas por el gobierno ha descendido en casi 40.000 personas según algunas fuentes y 59.000 personas según otras… ¡terrible!

Por otro lado grandes multinacionales y pequeñas empresas  anuncian su cierra definitivo o exponen sus importantes dificultades para seguir adelante,  mientras que cada vez son más las familias que no tienen nada que comer y se ven obligadas a hacer largas colas en nuestras iglesias con la esperanza de poder llevarse algo a la boca. Es importante marcar la casilla de la iglesia en la declaración de la renta para así ayudar indirectamente a estas familias.

Otras noticias impactantes han sido la prohibición por parte del gobierno español de celebrar actos religiosos en la vía pública, más concretamente en el exterior, y la retirada de las subvenciones del gobierno de la comunidad catalana a las escuelas concertadas que no son afines a su ideología. Nuevamente los creyentes sufrimos un ataque a nuestra libertad religiosa recogida en la constitución de 1978. Son tiempos de persecución.

Todo ello nos hace pensar que lo peor no ha llegado todavía. Nos esperan meses, años, de grandes dificultades. Hoy más que nunca tenemos que seguir rezando por nuestros políticos. Nuevamente hemos de recordar en nuestras oraciones a los difuntos, a los que lo están pasando mal, han perdido un familiar, sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado… y ¿cómo no? A nuestros orantes que peor lo están pasando, como Almudena.

A pesar de todo no debemos distraernos de lo que es realmente importante: Estamos en el mes del Sagrado Corazón de Jesús y tenemos que acordarnos muchísimo de Su amor y de las grandes promesas que Él hizo en referencia a nuestra patria. El beato Bernardo de Hoyos se dejó cautivar por el amor del Corazón de Jesús, que le convirtió en apóstol suyo. A él le fue revelada la Gran Promesa del Corazón de Jesús: «Reinaré en España, y con más veneración que en muchas otras partes».

Para finalizar ¿nos acordamos de felicitar a nuestros políticos? El santoral de junio nos trae importantes onomásticas: Santa Laura, Santa Amelia o Santa Eva y, ¿cómo no? San Luis Gonzaga, San Juan Bautista o los grandes santos y apóstoles Pedro y Pablo son algunos ejemplos que se celebran este mes. No nos olvidemos tampoco de sus aniversarios.

En este enlace (http://rezaporunpolitico.org/wp-content/uploads/2020/05/Datos-pol%C3%ADticos-por-los-que-rezamos-2.pdf) puedes encontrar un fichero con datos de contacto de tu político: puedes escribirle a su correo o contactar con él a través de las redes sociales o mandarle una carta postal al Congreso o donde trabaje.

Si te falla el enlace cópialo y pégalo en tu navegador.

Muchas gracias por mantenerte en primera línea de combate mediante tu oración

Luis Balsells Abeleira y todo el equipo de Reza por un político

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba